angelicalozano.co

¿Cuál es el estado actual de los proyectos anticorrupción en el Congreso?

Acaba de terminar la legislatura 2019-2020, y con ella, la vida de uno de los proyectos de ley que desarrolla la consulta anticorrupción. La cuarta pregunta de la consulta, referente a establecer la obligación de realizar audiencias públicas para que la ciudadanía participe en la discusión del presupuesto de inversión de la Nación, de los departamentos y los municipios fue encarnada en el proyecto de ley 148 de 2019 Senado.  Dicho proyecto se hundió el pasado sábado 20 de junio pues no fue discutido ninguna vez. Como éste, dos proyectos más están archivados. Sin embargo, en esta legislatura algunas de las preguntas de la consulta pudieron materializarse en leyes de la república, que desde ahora procuran mayor transparencia y severidad para el corrupto.

A continuación encontrarás una breve explicación del estado actual de los proyectos que desarrollan cada una de las preguntas de la consulta anticorrupción.

Punto 1: Reducción de salario a Congresistas y altos funcionarios del Estado

El 6 de noviembre de 2018 fue hundido el proyecto que buscaba reducir el salario de los congresistas de 40 salarios mínimos vigentes a 25 salarios mínimos vigentes. La iniciativa no superó ni un debate en la Comisión Primera de la Cámara de Representantes.

La lluvia de impedimentos que esgrimieron la mayoría de sus integrantes, ahogaron el proyecto de un solo golpe. El 19 de julio de 2019, es decir, 8 meses después, el presidente Iván Duque ​firmó un decreto y aumentó de nuevo el salario de los congresistas a 32’741.000 pesos.


Punto 2: Cárcel para corruptos y prohibirles contratar con el Estado

Este proyecto logró concluir su trámite en el Congreso y se convirtió en la Ley 2014 de 2019. Con esta ley se impide que los corruptos puedan contratar con el Estado y que sus penas sean purgadas en prisión intramural, de manera que ya no pueden ser llevados a sitios especiales de reclusión como bases militares, escuelas de policía, caballería y naval.

Además, el Estado puede cesionar unilateralmente el contrato sin indemnizar al contratista condenado por corrupción.

Punto 3: Contratación transparente con pliegos tipo

El proyecto de pliegos tipo fue aprobado en su último debate el pasado 19 de junio de 2020 en la Cámara de Representantes. Ahora, solamente hace falta que el presidente la firme para que sea ley de la república. Con este proyecto se busca que en los contratos estatales, las entidades públicas y territoriales usen pliegos tipo, que reduzcan la manipulación de requisitos habilitantes y ponderables y la contratación a dedo.

Punto 4: Presupuestos públicos con participación ciudadana

La ley anti mermelada era el mandato clave para incentivar la transparencia y la participación de los ciudadanos. Así podría recuperarse la confianza de la sociedad en la política, especialmente en un contexto de pandemia.

Sin embargo, este proyecto que ha sido radicado desde el 2018, volvió a hundirse toda vez que no surtió ninguna discusión en la Comisión Cuarta del Senado de la República. Deberá ser radicado nuevamente para que en el próximo 2020-2021 pueda discutirse.

Con él se  busca que haya participación de la ciudadanía en la discusión y aprobación del Presupuesto General de la Nación, de los departamentos y los municipios.

Punto 5: Se crean mecanismos de rendición de cuentas

El proyecto fue aprobado en sus 4 debates. Está pendiente de control automático por parte de la Corte Constitucional. Sin embargo, fue aprobado con un mico: se eliminó la obligación de rendir cuentas sobre la agenda pública, la relación sobre el sentido de los votos y la gestión de presupuestos que realicen en ejercicio de función pública.

Punto 6: Publicación de la declaración de renta, bienes y conflicto de interés

Esta pregunta ahora es materializada en la ley 2013 de 2019. Con ella los servidores públicos, así como los particulares que desempeñan funciones públicas, deberán registrar su declaración de bienes, rentas, conflicto de intereses así como su impuesto sobre la renta. Adicional a ello, el presidente, los congresistas, diputados y concejales tendrán que indicar el registro de los aportes recibidos en su campaña electoral.

Punto 7: Límites a períodos en corporaciones públicas

Los atornillados han estancado el desarrollo de la política, que requiere un diálogo continuo entre múltiples pluralidades. Por ello este mandado es clave para que en los cuerpos colegiados puedan ser elegidos por máximo 3 periodos en la misma corporación.

Esta reforma ha sido radicada dos veces, siendo archivada la primera vez en segundo debate en Cámara de Representantes. En 2019 fue radicado nuevamente en Comisión Primera del Senado pero nunca fue discutido, por tanto está hundido.

Sin duda sigue siendo urgente que desde el Congreso de la República tengamos en cuenta la voluntad de más de once millones de colombianos que quieren establecer medidas necesarias que garanticen mayor transparencia en las actividades contractuales del Estado, fortalecimiento a la participación ciudadana y un equilibrio en las finanzas del Estado. Todavía más en tiempos en los que la emergencia sanitaria nos ha llevado a una crisis económica, social y de goce de los derechos. Por tales motivos, cada peso del público es sagrado.