angelicalozano.co

No le demos la espalda a la paz

#NoLeDemosLaEspaldaALaPaz

Comunicado de prensa. 22 de mayo de 2019

Reconocemos que el gobierno del presidente Duque está en crisis y que sus dificultades para dirigir el rumbo de la nación tienen consecuencias dolorosas para los colombianos: aumenta el desempleo, cae el crecimiento económico, se paraliza la inversión de los sectores productivos, se debilitan las finanzas públicas y se desborda la violencia en los campos y las ciudades. Esto es lo que está ocurriendo.

La confusión del poder ejecutivo ha creado también conflictividad y tensiones en las otras ramas del poder del Estado, el Congreso y la Justicia.

Para complicar más las cosas, la intención del presidente Duque de alterar la estructura del Acuerdo de Paz con las Farc mediante objeciones a la ley estatutaria de la JEP, no solo obstruyó las tareas del Congreso, sino que entrabó el funcionamiento de los organismos de justicia y puso en duda la supremacía e independencia de los tribunales, lo que es lo mismo, la supremacía de la propia Constitución.

En suma, el propio gobierno indujo a esta crisis cuyas consecuencias las sufre el pueblo colombiano.

El Presidente Duque ha llamado a algunos partidos a un pretendido acuerdo nacional. Sin embargo, ningún acuerdo que excluya fuerzas políticas puede ser llamado “nacional”. Los propios líderes de los partidos convocados así lo reconocieron en sus pronunciamientos. El país necesita la unidad, es cierto, pero el presidente Duque no la ha intentado siquiera, sus palabras no han sido convincentes porque no se traducen en hechos. La idea del gobierno es excluyente y desprecia las realidades de la sociedad, a imagen y semejanza de etapas superadas de la historia que dividieron a los colombianos, generaron violencia e hicieron enorme daño a lo largo de decenios.

La Alianza Verde invita hoy a los partidos que se declararon independientes (Partido Liberal, Partido de la U y Cambio Radical), a los que como nosotros se declararon en oposición y a organizaciones sociales y poblacionales, a que nos sentemos a diseñar lo que puede ser un verdadero acuerdo nacional, ante la ya demostrada incapacidad del gobierno para lograrlo. Hoy mismo empezaremos a contactarlos en búsqueda de este propósito.