fbpx
Ir a la barra de herramientas
AUDIENCIASCAUSAS CIUDADANASSENADO

Reducción de cuota de emisión para producciones nacionales

El Gobierno Nacional, en el marco de la emergencia económica, social y ecológica, expidió los decretos 516 y 554 de abril de 2020 en los cuáles redujo las cuotas de emisión de obras audiovisuales colombianas en los operadores de televisión y sus concesionarias. El motivo único de esta decisión se fundamenta en que la producción de un programa requiere entre cien a doscientas personas y, actualmente, es imposible desarrollarlas en vista a que no es posible agrupar en un mismo espacio a más de cincuenta personas por las restricciones ordenadas por las autoridades sanitarias.

No obstante, en apariencia esta medida no trae consigo una suficiente motivación para concluir que, para contener la pandemia del COVID-19, se requiera la reducción de emisión de producciones audiovisuales colombianas en la parrilla de los canales nacionales y regionales. Por tal motivo, invitamos a diferentes voces que representan piezas esenciales en la cadena de producción de un programa como lo son escritores, directores, actores, gestores, productores, entre otros, para escuchar sus apreciaciones sobre estos decretos y calcular sus efectos.

[

¿Qué opinaron los invitados expertos que nos acompañaron durante el foro de Reducción de cuota de pantalla?

ALEXANDRA CARDONA, Presidenta y Directora Ejecutiva de la Red Colombiana de Escritores Audiovisuales Sociedad de Gestión Colectiva, explicó que la red es la primera sociedad de gestión colectiva que representa a los escritores del sector audiovisual representa a más de 200.000 escritores del mundo debido a los múltiples tratados de derechos de autor que el país signa con otros Estados.  Ellos reciben regalías por sus derechos de autor, los cuales recaudan y distribuyen entre sus miembros, y de los cuales destinan el 10% al fondo para incitar la formación de autores. Así las cosas, su trabajo depende directamente de la comunicación pública que tienen sus obras en los diferentes canales y operadores de televisión.

Sin embargo, en el proceso de elaboración de dichos decretos no fueron consultados. Se enteraron de ambos decretos cuando fueron expedidos. 

Estos decretos generan fuertes repercusiones económicas pues va a haber una reducción en la recaudación de las regalías, que, también, hace las veces de seguridad social para los autores. Ellos van a seguir recaudando por las piezas que sigan proyectándose, pero en menor medida, porque también deben apoyar a autores del mundo en razón a diferentes convenios internacionales. 

Por lo expuesto, REDES intervino ante la Corte Constitucional indicando que ambos decretos son un flagelo para su sector, más sabiendo que, de acuerdo al DANE, el desempleo pasó del 10.8% al 12.6% en marzo del 2020, siendo el sector artístico el más afectado. Eso significa que hay 512.000 autores desocupados.

FORO REDUCCION

Clíc en la imagen para ver el foro completo.

ANA PIÑERES, presidenta de EGEDA Colombia (Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales) y de ASOCINDE (Asociación Colombiana de Productores de Cine Independiente), así como Luis William Lucero, representante de los Consejos Departamentales y Distritales de Cinematografía ante el CNACC, concordaron en que no hay relación alguna entre la pandemia y la reducción en la cuota de pantalla. Al contrario, se afecta a creadores, guionistas, productores o músicos, es decir, a todos los que tienen los derechos autorales y que necesitan de ellos para seguir viviendo.

EGEDA apoya con inversión social a la formación de productores. En sus términos, son el empresario cultural que trae una cadena de empleo para toda una industria. Sin embargo, en la adopción de estos decretos no se tuvo en cuenta a la industria.

El mismo presidente de AsoMedios en una entrevista a María Isabel Rueda indicó que este decreto se hizo como un salvamento a Canal Uno. Es decir, da la impresión de que estos decretos se hicieron a la medida y requerimientos de un solo canal. Mientras que canales como Caracol o RCN no sólo han mantenido la cuota de pantalla sin reducción, sino que reconocen que la producción audiovisual nacional es mucho más llamativa e interesante para el televidente que la producción extranjera. 

Además añadió que los rodajes que se hacen ahora saldrán al aire a mediados del próximo año, lo cual no significa que el detenimiento actual de producción audiovisual nacional deba verse afectado con la reducción de la cuota de pantalla. Sumado a esto, en el Gobierno hay campañas que dicen “compra colombiano”, pero toman decisiones como reducir la cuota de pantalla nacional. Eso es contradictorio. 

Por lo expuesto, el que más se afecta es el público al ver su patrimonio histórico y cultural recortado.

Por su parte, Céspedes afirmó que la academia envió una carta a MinCultura, MinTIC y Proimagenes para dialogar sobre las medidas del sector. Las políticas públicas deben tomarse conociendo lo que pasa en el sector.

Julio Correal, en Representación de la Asociación Colombiana de Actores – ACA y Santiago Cabrera de Actores Sociedad Colombiana de Gestión indicaron que no hay justificación para que se tome esta medida a la luz de la pandemia, sabiendo que la decisión gubernamental tiene un beneficiario preciso demostrado por lo que están programando los canales. Tan sólo se consultó a AsoMedios.

Correal y María Fernanda Céspedes de la Academia Nacional de Artes y Ciencias Cinematográficas, indicaron que en el periodo de pandemia y aislamiento preventivo, hay una oportunidad para conectar al público con la producción local, pero fue desaprovechada. Sumado a esto, William Lucero indicó que hay muchísima producción y contenido nacional reciente que buena parte del público colombiano no ha visto y ha tenido reconocimiento internacional, lo cual motiva un escenario propicio para romper imaginarios colectivos sobre la calidad de la producción audiovisual nacional.

Durante todo el foro se sostuvo que no era necesaria la reducción de pantalla sabiendo que el inventario de productos nacionales es abrumador. Se han inventariado alrededor de 900 obras donde, sólo en el caso del cine, se han estrenado 303 películas en los últimos diez años y 48 en el 2019. A pesar del crecimiento en cantidad y calidad del cine colombiano, no ha crecido el público. Esta era, por tanto, una oportunidad perdida.

Además, no hay relación entre la reducción de cuota de pantalla y el rating a sabiendas de que el mayor rating lo tiene el producto nacional, inclusive en los canales regionales.

Estas conclusiones se refuerzan reconociendo lo dicho por Mario Mitrotti, presidente de DASC y ADAL- sociedades de gestión colectiva de directores, quien indicó que Colombia es el tercer país del mundo en producir y vender telenovelas, después de México y Brasil, respectivamente. Es decir, la industria televisiva colombiana es cautivadora a nivel internacional. 

Por lo anterior, Correal invita al Ministerio de Cultura a que invite a los cable-operadores a incentivar la producción nacional y a que se paguen las deudas por remuneraciones por comunicación pública.  Sobre esto, Cabrera recordó que algunos operadores de TV regional no son responsables con el pago por comunicación pública de los autores lo cual genera que MinTIC tome medidas de vigilancia, inspección y control para que no haya un desconocimiento material de la situación de actores.

Success is largely a matter of holding on after others have let go.

Alexandra Cardona durante el Foro de Pantallas

Finalmente, Claudia Rodríguez, directora Ejecutiva de Preciosa Media, que comercializa productos audiovisuales con canales públicos, ve estos decretos como una caja de pandora. Indica que aunque un canal público compra derechos de emisión de obras nacionales, sólo puede invertir entre 2 millones a 8 millones. Por tal motivo, no pueden ser juzgados con el mismo rasero a los canales públicos con los privados, en razón al desbalance presupuestal.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar