BOGOTÁ

Amigos y amigas

31 mil personas me entregaron una responsabilidad enorme y honor en forma de mandato: hacer respetar a Bogotá, una una ciudad independiente y rebelde que hace 20 años desterró al bipartidismo y que el pasado domingo ratificó que es ajena a las maquinarias y mermeladas.

Somos la generación de la paz. Vivimos un difícil y esperanzador reto: parar la guerra que viven en carne propia 15 millones de colombianos. Aunque no podemos confundirnos: la paz no vendrá de una mesa ni en un papel. La paz la construimos aquí, en cada esquina, hogar, oficina, aula y andén… conviviendo en medio de la diversidad que nos nutre, desafía, complementa y hace mejores.

Paz es equidad. Equidad es que cada persona en nuestra ciudad tenga acceso a oportunidades reales de ser feliz. Y ese es nuestro reto: que en Bogotá sin importar el origen, edad, color de la piel, estrato u orientación sexual todas las mujeres y hombres puedan hacer realidad sus derechos.

Mi compromiso vital es combatir el principal problema de nuestro país: la corrupción que carcome los recursos e impide la equidad. Defenderé con el alma, argumentos y rigor los recursos públicos para que cumplan su cometido, garantizar oportunidades para lo único que nos transforma como seres humanos y como sociedad: la educación y la justicia.

Nuestra lucha por la igualdad será de cada día. Es la causa de mi corazón y por eso pongo la cara por quienes viven en el clóset. Nuestra lucha es amplia y es de todos. Que nadie se equivoque, la principal razón de discriminación en nuestro país es la pobreza. Hay violencia en la casa o en la calle hacia nuestros viejos o quienes viven en situación de discapacidad. No toleramos que ninguna persona sea tratada como ciudadana de segunda.

Reinventamos la política o seguimos expuestos al abuso de poder. La abstención y el voto en blanco son un mensaje claro que debemos escuchar con acción cívica colectiva. Nuestro reto es conectar las necesidades reales de la gente con los espacios de representación otorgados a nuestro proceso en la Cámara y el Senado, y con nuestros admirables concejales de Bogotá Mafe Rojas y Carlos Vicente de Roux. La calle, la consulta constante, la creatividad, pertinencia y escucha nos darán pistas para avanzar juntos en los retos de nuestra generación.

Quiero conocer más sus intereses y prioridades por lo que puede actualizar sus datos AQUÍ. Le invito a visitar con frecuencia www.angelicalozano.com hacer seguimiento a mis compromisos, darme ideas, criticas y comentarios para cumplir con mi deber. En unos meses abriré una oficina para encuentro y reflexión conjunta, les avisare para que la llenemos de vida juntos.  El 20 de julio llegaremos en bicicleta a nuestra posición, será un gusto armar caravana con ustedes. Gracias por su confianza, voto y voz crítica.

Botón volver arriba