fbpx
CONCEJO BOGOTÁValorización

Aún no se ve la luz al final del túnel con la valorización… y el cobro ahí.

Han pasado 4 semanas desde que la comisión de hacienda del concejo aprobó un proyecto de acuerdo que buscaba arreglar los problemas del cobro de valorización vigente –Acuerdo 180 de 2005-. Lo que salió aprobado esa noche del 11 de marzo –último día posible para hacerlo- no solo no arregla absolutamente nada sino que enrarece aún más las cosas por tres razones fundamentales:

  •  El grupo de obras que ya tiene predios adquiridos, y diseños terminados, y que se iba a financiar con los dineros que la valorización vigente recaudaba, se condiciona a que el Concejo autorice a la alcaldía a endeudarse con billonarios recursos, no solo para concretar la construcción de las obras de valorización, sino también otras de gran calado como la troncal de la Boyacá o los cables aéreos por citar algunos ejemplos
  •  En un aparente alivio para los contribuyentes se excluye del cobro actual la compra de predios y la elaboración de diseños de unas obras que se construirían en el futuro. Sin embargo esas mismas obras quedan vigentes y es con recursos ordinarios –e inexistentes- del IDU como ahora se debe financiar la compra de predios. No nos digamos mentiras, las obras se construyen gracias a los tributos que pagan los contribuyentes, y en este caso digo que es un alivio aparente porque finalmente serán esos contribuyentes quienes paguen por las obras de una forma o de otra.
  •  No determina claramente lo que va a pasar con el cobro de POZ Norte que debería hacerse en septiembre de este año, ni lo que va a pasar con un nuevo cobro programado por el acuerdo 180 para el año entrante, sino que en ambos casos los aplaza por un año, y con esta decisión solo se aplazan por un año más los problemas.

Con este escenario de fondo, y con bombos y platillos la Alcaldía y algunos voceros de los partidos políticos con asiento en el Concejo anunciaron la instalación de unas mesas de trabajo que corrigiera el resultado de lo que aprobó la comisión de hacienda en primer debate.

Y varias mesas de trabajo se han hecho; unas voces siguen pidiendo que las obras  originales contempladas en el 180 se mantengan, otras que se autorice ya un cupo de endeudamiento, pero al fin de cuentas no parece haber luz al final del túnel. No se avistan soluciones cercanas, y en medio de esta situación están expectantes los ciudadanos como usted que lo único que piden es que se haga un cobro justo, que se concreten los proyectos, y que se comunique oportuna y claramente una decisión política.

¿Y así las cosas cuáles son los escenarios posibles?

  •  Que el concejo en pleno decida ratificar lo que salió de la comisión de hacienda trayendo como consecuencia los tres problemas que arriba describimos (y para mayor información puede hacer click aquí), con el agravante que esta ratificación solo podría darse hasta el mes de mayo –por agenda del concejo-, cuando ya habrá vencido el plazo para pagar la valorización con descuento –vence el 29 de abril-
  • Que la plenaria no ratifique la decisión de la comisión de hacienda, niegue el trámite de la modificación y las cosas se queden como estaban. Es decir a pagar la factura que desde febrero ya está en su casa.
  •  Que las mesas de trabajo que se adelantan actualmente logren algún consenso entre alcaldía y concejales, se convoque a sesiones extraordinarias y resulte una solución seria con la ciudad. Este es el escenario ideal, pero si se analizan los hechos recientes que incluyen la propuesta de fórmulas que cambian día a día de solución, parece ser el menos posible de ellos.

Entre tanto, mientras seguimos con cruces de ideas y declaraciones, los ciudadanos están confundidos, reclaman con razón celeridad y claridad en la toma de decisiones por parte de los responsables, con el delicado riesgo de quebrantar la excelente cultura de pago que los bogotanos han mostrado por casi dos décadas, además de deslegitimar la eficacia del instrumento de valorización con el que se ha podido construir gran parte de la infraestructura que hoy tiene Bogotá.

¿Cuál es su opinión? Me gustaría leerla en este mismo blog.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar